Cómo escribir un cuento


En esta entrada te enseñaremos aspectos claves para escribir un cuento. Primero debemos tener claro lo que es un cuento, así que comencemos.

El cuento

El cuento es un relato breve de un asunto ficticio que gira alrededor de un único incidente predominante al que se le da una resolución definitiva (debe prescindirse de todo episodio secundario que pueda distraer la atención del tema principal); todo esto expresando de una manera que logre despertar en nosotros un único efecto emocional”.

Se diferencia de la novela por su extensión. La novela tiene una estructura más complicada y mayor número de personajes que el cuento.

Se puede distinguir tres tipos de cuento:

1. El fantástico, simple juego simple juego de imaginación, basado la mayoría de las veces en leyendas.

2. El anecdótico, que gira entorno a un hecho, acontecimiento, o dicho significativo e ingenioso.

3. El didáctico, que lleva a una enseñanza o moraleja.

Estructura del cuento:

El cuento es la composición literaria más antigua de la humanidad, pero también se está convirtiendo en su modalidad de relato breve en una fórmula moderna de expresión dotada de inagotables posibilidades.

Se trata de una composición de pequeña extensión en la que empieza, se desarrolla y finaliza lo que se desea decir, y se escribe pensando que va a contarse o va a leerse completamente, sin interrupción, de forma diferente al resto de los géneros literarios, en los que el escritor considera que puedan ser leídos por partes, en veces sucesivas.

Leyendo un cuento detenidamente, pueden observarse las distintas partes que lo forman:

La introducción, el desarrollo y el desenlace. Cada una de estas fases se subdivide, a su vez, consiguiendo un efecto armónico unitario.

De acuerdo con esta estructura, el principio debe explicar:

– Quién es el protagonista.
– Dónde sucede la acción.
– Cuándo ocurre.
– Qué es lo que sucede.
– Por qué ocurre.

 

 

 

 

 

 

El núcleo del relato puede contener:

Los obstáculos que dificultan el cumplimiento de un deseo. En el cuento “La boda de mi tío Perico” los personajes secundarios entorpecen que el invitado pueda asistir a la fiesta.

Los peligros que amenazan directa o indirectamente al protagonista. Un ejemplo es el cuento de “Los tres Cerditos”, donde el lobo representa las fuerzas del mal que se oponen a la felicidad de los héroes.

Las luchas físicas o psíquicas entre personajes contrarios, que se resuelven en la parte final del cuento mediante algún procedimiento inesperado. Por ejemplo, la relación de Cenicienta con sus hermanastras.

El suspenso producido por una frase que se repite o un enigma imposible de descifrar para el lector o el oyente. Puede ser el caso de la esfinge en la Grecia clásica o, en la más arraigada tradición oral, el cuento de Caperucita, que es capaz de encoger el corazón de los más pequeños en el insuperable diálogo de la protagonista con el lobo.

El desenlace de la narración podrá ser:

Terminante: El problema planteado queda resuelto por completo. En el cuento de La Cabra y los siete Cabritos la muerte del lobo cayéndose al agua con la barriga llena de piedras aleja para siempre el peligro.

Moral. El comportamiento de los personajes transmite el valor ético que se desea mostrar. Entre los muchos cuentos moralistas pueden citarse “El pastor y el lobo, El león y el ratón”, etc.

Si quieres conocer más sobre los servicios que ofrezco, puedes dar clic aquí

Una respuesta a «Cómo escribir un cuento»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *