Responsables de lo extraordinario

Somos nosotros los responsables de lo extraordinario. La vida es simple, nosotros somos los que la complicamos, “la vida se trata de hacer de forma extraordinaria las cosas ordinarias”. Por supuesto los problemas existen, la posibilidad de estar amargado día a día siempre está presente, el mal humor puede ser un canal para transmitir la impotencia de los fracasos ocasionales, pero, ésta es la peor forma de vivir la vida.

Siempre existe la posibilidad de “luchar contra corriente para vivir con ilusión” y por supuesto, luchar significa que no es algo fácil, requiere esfuerzo,

perseverancia y dedicación,  para lograrlo debemos “interiorizar” que la decisión de vivir con alegría es eso, una decisión. En ocasiones es difícil, no se puede perder la esperanza de lograrlo, al final eso es lo que vale, la actitud frente a los desafíos.

Al desanimarse se pierde lo mejor del ser humano, porque la diferencia “entre el grande y el mediocre, está en la forma de ser”, cuando el desánimo toma el control de una persona, ésta se convierte en una más del montón, su forma de ser se opaca, se desvanece. Al final, somos nosotros los responsables de nuestro estado de ánimo, somos responsables de complicar nuestra vida, o hacer de forma extraordinaria las cosas ordinarias.

Si quieres conocer más sobre los servicios que ofrezco, puedes dar clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *